Charles Bridge

IMG_4689

Karluv Most. Charles Bridge. Puente de Carlos. Da igual como lo llames porque probablemente quedarás hipnotizado por la belleza de este puente que une las dos Pragas. Poco puedo decir del puente más famoso de Praga. El que cruza el Moldava, el que se llena de turistas a todas horas: para ver atardeceres detrás del castillo, para escuchar a bandas de street jazz, para comprar recuerdos, para saludar a los barcos que pasan por el río, para fotografiar, para simplemente parar y que mareas y mareas de personas paseen delante tuyo.

Charles Bridge. Nada como él. Nada como cada adoquín, cada una de las treinta estatuas milimétricamente situadas, cada una de las dos torres a cada lado. Nada como ese marrón sucio para recordarte que él está allí desde 1357, que ha sobrevivido a las guerras, a las epidemias, a los fuegos, a las inundaciones. Que ha sobrevivido y que entonces tú también puedes sobrevivir a todo lo que te espera.

Eso sí, si puedes, visítalo en Febrero. Cuando hace frío, cuando la gente no quiere salir a la calle, cuando las manos se te congelan, no sientes la nariz y el aire es puro. Visitad Praga en esta época, aunque creáis que no podéis andar, porque es cuando la vais a disfrutar más, cuando vais a descubrir su esencia. Disfrutar de pasear por las empedradas calles vacías de turistas, sin miedo a ser robado, con todo el espacio para ti, para incluso bailar cuando escuches los acordes de jazz.

Anuncios